He encontrado una noticia que puede ser de gran interés. En la Ciudad de David, en Jerusalén, ha sido hallado un anillo con el retrato del dios griego Apolo. Este ejemplar data de unos 2000 años (siglo 1 d. C.).

La gema es un jaspe, de forma ovalada, de unos 13 mm de largo, 11 de ancho y 3 de espesor.

Apolo aparece de perfil, mirando a la izquierda, con el cabello largo trenzado encima de la frente, cuello ancho, barbilla prominente, nariz grande y labios gruesos.

Según el arqueólogo Eli Shukron, que junto a Malka Hershkovitz, ha dirigido los trabajos arqueológicos y a Shua Amorai-Stark, especialista en gema grabada, es probable que el dueño del anillo fuera judío a pesar de ser Apolo una deidad grecorromana.

Shua Amorai Stark dice que al final del periodo del Segundo Templo, el dios Apolo era una de las deidades más populares y veneradas en las regiones del mediterráneo oriental. Sabemos que Apolo se asocia al Sol, la Luz, la lógica, la profecía, la curación y la razón, y la idea del triunfo de la luz frente a la oscuridad seguramente habrá fascinado a algunos judíos.

Vista de la ciudad de David donde se ha encontrado el anillo de Apolo.

El artesano que realizó el anillo-sello indica un deseo de hacer destacar el aspecto de la Luz en la persona del dios, así como el áurea que rodea su cabeza. Notamos unas capas amarillo-dorada y marrón claro en el cabello del dios. Es muy interesante tener la prueba que el simbolismo, en este caso un dios que con su imagen gana la oscuridad, ya era en uso hace 2000 años. Os recomiendo leer el artículo completo en este link https://historia.nationalgeographic.com.es/a/descubren-sello-imagen-dios-apolo-jerusalen_15835

Recordemos que Apolo es representado con la lira, un instrumento musical, ya que es el dios de la música y la armonía, así como de la belleza y del atletismo. Apolo era, además, el dios de la profecía y la adivinación y tenía en Delfos, en elMonte Parnaso, el famoso templo del Oráculo.

Cuenta la leyenda que en el pie del Monte Parnaso vivía una serpiente legendaria llamada Pitón, una especie de dragón que custodiaba el lugar, que tenía poderes adivinatorios. Apolo la mató apoderándose así de su sabiduría y empezó a presidir el mismo el templo. Incineró la serpiente y guardó sus cenizas en un sarcófago, y para honorar el recuerdo de su rival, fundó los juegos Pítios, derivación de pitón. Esta es también la razón por la cual la personas que tienen poderes de adivinación vienen llamadas Pitonisas. La primera Pitonisa que actúo en Delfos fue la famosa Sibila,pero según los historiadores de la época, no adivinaba el futuro sino que daba buenos consejos.

Hoy podríamos definir Apolo como un dios iluminado, esotérico, que nos protege del mal infundiendo Luz a nuestro alrededor y que con su poder de ver más allá de la realidad actual, nos lleva hacia un camino de serenidad y éxito.

Puede que el propietario del anillo de hace 2000 años, creyera que sellando con la efigie de este dios su nombre, otorgaba de un poder sobrenatural los documentos o cartas que firmaba.

¡Los siglos pasan y la historia se repite!

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *