Llegamos hoy al número 10.
Pitágora lo consideraba un número muy importante, lo llamaba el Tetrakto divino, porque era la suma de los primeros cuatro enteros: 1 + 2 + 3 + 4 = 10, y se le representa con un triángulo equilátero formado por 10 puntos: uno en el centro y los otros nueve distribuidos uniforme y simétricamente en los lados. Forma asimismo cuatro filas con respectivamente 1, 2, 3 y 4 puntos. De hecho, la representación triangular del 10 se interpretaba como un símbolo sagrado sobre el que se juramentaba en las ceremonias de iniciación.

En el árbol de la cabala es la última sephira, Malkuth, el Reino y también la Reina, representa el Nombre Divino «Adonai» y los querubines son los Ángeles que le corresponden.

Malkuth se ubica en la base del árbol, es el reflejo de Kether (Sephira 1) y recibe todas las influencias de las otras Sephirot. Representa nuestro universo, nuestro planeta, encarna el último estadio de la forma, concreta.

El número 10 (1+0) simboliza el regreso a Kether, la energía que circula desde el cielo a la tierra y viceversa.
Hay que recordar que las Sephirot interectúan continuamente así como lo savia circula dentro de los árboles.Tienen energías emisoras y receptoras y Malkuth (nuestro mundo material como lo percibimos) es la síntesis de todas las 9 emanaciones que la preceden.

Recordamos que el pilar central del árbol de la cabala representa el equilibrio y está formado por Kether (la corona),Daat,Tipheret, Yesod y Malkuth y se asocia a la conciencia, la armonía entre la forma y la fuerza.
Malkuth representa Cristo, la divinidad encarnada en hombre.

Esta Sephira está bajo la protección del Arcángel Uriel.

En el Tarot corresponde a la rueda de la fortuna, por esta razón, todo lo que encierra este número tiene que ver con cambios, oportunidades y buena suerte.

Cuando se hace el estudio numérico y el resultado es un 10, se le considera como 1 pero añadiendo la seguridad del camino recorrido (1…9) , el coraje, la totalidad (el 0 representa el Infinito).

Los nacidos con este número en su nombre o en su fecha de nacimientos tienen capacidad de guiar, de dirigir, de actuar con firmeza y seguridad. Son personas que continúan experimentan para adquirir más conocimientos y por esto están capacitados para guiar a los demás, haciéndolo con respecto hacia la forma de pensar del prójimo.
El cuerpo espiritual del 10 es el «Cuerpo radiante», un campo de energía resplandeciente, protectora y al mismo tiempo de proyección.
No hay que olvidar que la décima letra del alfabeto hebreo es Yod (hay quien la escribe Yud o Iod) que simboliza el Todo. Es la letra contenida en el Nombre de Dios ( He – Vau – Yod – He). Viene representada por una mano..

El 10 considera la vida como un desafío, que debe ganar por sí mismo, con coraje y valentía. Tiene compromiso con la responsabilidad de tomar decisiones conscientes.

Como aspecto negativo, es posible que se confíe, por lo que el número 10 debe aprender a esforzarse para cumplir sus metas. A pesar de que la fortuna le sonría, nada es gratis en la vida y estas personas deben aprender entonces a poner manos a la obra para conseguir el cambio que necesitan.

Bibliografía: Contigo mismo de Martine Coquatriz
Numerología tántrica de M. Krishna Lapuente y M. Domingo


www.talismanes-lgp.com
www.facebook.com/TalismanesPersonalizados
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *