Uno de los pilares para el estudio de un talismán es el estudio gemátrico.
Os preguntaréis :¿Que significa gematría?
Muy sencillo, es asignar a cada letra un número, es decir, el relativo valor numérico de las palabras.
Voy a hacer un ejemplo con mi propio nombre: Letizia.
El nombre es la identificación de la propia personalidad, pero también como nos reconocen los demás. Debería tenerse mucho cuidado en poner diminutivos sin el consentimiento de la persona, porque estamos cambiando la vibración y la fuerza que le puede dar su nombre real.
 Es importante que los nombres se pronuncien tal y como son, sin cambiarlos de idioma, al igual que con el nombre completo.
 Por ejemplo: Yo me llamo Letizia, soy Letizia y me reconozco como Letizia, nunca como Leticia. Yo no soy Leticia, no he nacido Leticia.
La suma gemátrica de Letizia es 154 (1+5+4=10), mientras que la suma de Leticia es 124(1+2+4=7). Mi personalidad es el «nº10», que tiene como nombre símbolico «todo o nada», mientras que el «nº 7» tiene como nombre símbolico «Plataforma de elevación».
He conocido a muchas personas que tienen en la documentación un nombre pero se hacen llamar con otro diferente, porque se sienten más en sintonía con ese otro nombre.
Cuando diseño un talismán, hago el estudio gemátrico del nombre completo del portador o, mejor dicho, pido siempre: ¿Cómo te sientes identificado/a? ¿Con qué nombre?
Y, a partir de este estudio, hago lo que suelo definir como Gráfica cabalística. Siempre hay que traducir el nombre al hebreo bíblico y no siempre es fácil, porque hay sonidos que no se encuentran en este idioma. 
He tenido que aprender sola, con mucha paciencia, el alfabeto hebreo y su fonética, y os puedo asegurar que cada vez es una nueva experiencia y un nuevo reto. Es un mundo de infinito conocimiento donde cada vez aprendo algo nuevo, y donde cada talismán me desvela un sinfín de nuevas posibilidades.
Volviendo a mi nombre, el número 154, que es la suma del valor numérico de las letras hebreas que lo componen, encontramos varios significados (resulta complicado de explicar cómo se calculan estas diferencias, y en base a qué estudio). Vamos a ver los más importantes:
Lámpara (luz), compasión, consolación,apremiante,rango,victoria, triunfo,el más allá, oriente, asimilación, etc.
A este numero hay que añadir el apellido ( en mi caso solo uno porque en Italia tenemos solo un apellido normalmente).
No voy a aburriros con todo el estudio numérico de mi persona, esta ha sido una demostración de la importancia de la gematría en la vida, en la personalidad y en el destino de cualquier individuo.
Hay muchísimos libros que pueden ayudaros a conocer mejor esta visión de la Kabbalah Exóterica, puedo aconsejaros algunos que he leído:
1)»Gematría» de Aleister Crowley (no estoy de acuerdo con el pensamiento de      Crowley pero este libro es muy interesante, y por tanto, lo aconsejo a los que ya conocen bien la kabballah)
2)»La numerologia tántrica y los nombres personales con el alfabeto hebreo» de Marina Krishna Lepuente y Margarida Domingo.
3)»Contigo mismo» de Marine Coquatrix.
4)»Magia dei numeri» di Jorg Sabellicus (edizioni Mediterranee).
5)»Numerología» de Adolfo Pérez Agustí.


www.talismanes-lgp.com
www.facebook.com/TalismanesPersonalizados
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *