Sellos Arcángeles Miguel y Gabriel

Después de haber estudiado los 7 kameas, podemos empezar a preparar nuestros sigilos.

Claro está que un sigilo NO es un talismán y no tiene el poder de este, es imposible que así sea.

Pero para quien desea hacer un tatuaje diferente o tener su propio logo o sentir la fuerza de un planeta en ciertos momentos de la vida, es útil tener un sigilo personal.

Se puede hacer sólo con el nombre, cosa que no aconsejo, porque por ejemplo ¿Cuantas Marías hay? ¿O Enriques? Aconsejo personalizar al máximo utilizando los apellidos y si tenemos sólo uno, como en Italia, yo utilizaría también algo que nos diferencia de los demás.

Os planteo un ejemplo.

Yo me llamo, como todos ya sabréis, Letizia Garozzo. Mi apellido es bastante común en Sicilia, de donde es originaria mi familia, así que imagino que habrá varias personas con mi mismo nombre y apellido. Podría utilizar mi apodo: Lety, pero es común llamar Lety a las mujeres que responden al nombre de Letizia. ¿Qué puedo hacer entonces? Puedo hacer un sigilo con mi nombre completo y los nombres de mis dos Ángeles cabalísticos. ¿Cuántas personas han nacido el mismo día, a la misma hora, en el mismo lugar y con el mismo nombre y apellido? No creo que haya muchas.

Hay que intentar crear algo que nos diferencie de los demás para crear un sigilo único.

Para quien tiene conocimiento del alfabeto hebreo sería fantástico traducir antes el nombre a este idioma y después crear el sigilo. Pero no es algo sencillo. Un nombre o apellido inglés, español, o ruso se puede traducir sólo fonéticamente. Y os podéis equivocar, pues esto significa que por ejemplo si yo escribiera mi nombre fonéticamente al hebreo sería: LTISIA con la última “a” que sonaría como una “he” aspirada. Es evidente que yo no soy LTISIA sino Letizia así que prefiero no traducir mi nombre.

Os voy a reportar aquí una tabla del sistema numerológico occidental:

123456789
ABCDEFGHI
JKLMNOPQR
STUVWXYZ

Hacemos un ejemplo: José García Sánchez (he elegido un nombre bastante común en España) y su apodo es Juancho

Juan= 1 3 1 5

García: 7 1 9 3 9 1

Sánchez: 1 1 5 3 8 5 8

Juancho: 1 3 1 5 3 8 6

Kamea Júpiter

Ahora vamos a buscar el kamea que interesa a Juancho, por ejemplo el de Júpiter porque quiere un sigilo para la salud, el dinero, el trabajo, el autoestima y todo lo que hemos visto anteriormente relacionado a este planeta.

Empezamos haciendo un minúsculo circulíto en el número 1 y trazamos una línea que va desde el 1 hasta el 3, y después vuelve al 1 para terminar en el 5 y para señalizar que allí termina el nombre, ponemos una pequeña linea. Aconsejo utilizar, en este caso, 4 colores de tinta diferentes.

He hecho una muestra para enseñar como sería el resultado final.

Yo creo que es claro pero si tenéis cualquier duda, estaré encantada de ayudaros.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *